Steffen Sontheimer gana la chaqueta morada

Steffen Sontheimer se lleva la famosa chaqueta tras una enorme semana donde ganó cuatro de cinco eventos incluyendo el de $100K

Steffen_Sontheimer Después de cinco eventos, el jugador de 27 años Sontheimer, llegó a la mesa final en cuatro de ellos y terminó en premios en todos menos uno.

Esta brillante semana le convirtió en el favorito aplastante para ganar la serie inaugural y con ella la chaqueta morada de Poker Masters.

Todo lo que tenía que hacer antes de llegar al quinto evento era jugar lo suficientemente bien como para que nadie le adelantase en la carrera para conseguir la famosa prenda de ropa, después de llegar al tercer puesto por la noche, estuvo claro que eso no sería un problema.

Al final, jugó tan bien que ganó el evento quinto, su segundo evento de la serie donde se llevó 2.733.000 $ por la semana y, tal y como se esperaba, la chaqueta morada de Poker Masters.

Primer ganador de la historia de la chaqueta

El quinto evento, un torneo de tres días con una entrada de 100.000 $, tuvo 36 participantes que pronto se quedaron en seis, incluyendo a dos norteamericanos y cuatro alemanes, todos ellos ocuparon los cuatro puestos principales, incluyendo a Fedor Holz, quien fue líder en fichas la noche anterior.

Al final se quedó en los otros dos profesionales alemanes y Sontheimer y Christian Christner entraron en el heads up, donde el primero acabó llevándose un inmenso primer premio de $1,512,000.

Y con ese premio llegó la primera chaqueta morada de la historia, después de haberse llevado 306.000 $ por su cuarto puesto en el evento uno y 900.000 $ por ganar el evento dos. En el evento cuatro, terminó en quinto puesto, un puesto valorado en 117.000 $, antes de volver a conseguir el éxito ayer por la noche.

¿Qué te pareció la primera serie de Poker Masters? Cuéntanoslo en los comentarios.

Comparte esta página

Comentarios (2)

nuevos primero
  • mkain

    #1

    copiaron el Masters de golf hasta en el premio...
  • david1212

    #2

    No se si lo copiaron pero esto es genial