Entrar a las mesas con 200 ciegas