Que bien me sienta el platino.