Carta de un ShortStack a un BigStack

    • Rainmy
      Rainmy
      Super Moderador
      Super Moderador
      Registro: 07-17-2009 Artículos: 12.694
      He alcanzado a escuchar el bramido de tus quejas y reclamos sobre mí. Has tenido el atrevimiento de hacerlo en foros, blogs, páginas webs, y algunas veces hasta la desfachatez de echármelo en cara en el chat de la mesa: Qué si yo no sé jugar póquer, que desordeno el normal desenvolvimiento de la marcha de una mano, y sobretodo que “echo a perder” las mesas. Has tenido la audacia de solicitar que me boten de todas las salas online, o utilizando eficazmente la discreción, que coloquen todas sus mesas en stack grande.

      Pero dime… ¿Qué poderes has usurpado? ¿Qué derechos te han sido conferidos para creerte el rey de la fiesta? ¿Con qué coraje te atreves a querer borrarme? ¿De qué coraza estás hecho?

      ¿No será que eres un mal jugador, que no sabes adaptarte a mi presencia? Creo que sí. Los buenos jugadores son los que adaptan su juego a la mesa, a los jugadores, al entorno. Y me parece que estás ocultando tu incapacidad, echándome una vana culpa que en lo jamás yo me molestaría en responderte si no lo hubieses hecho público.

      ¿Te enfadas por mis continuos raises y all-in’s? Acaso no entiendes que mi vida en una mano es efímera y tengo que decidir si voy o no a la guerra desde que veo mis cartas. No entiendes que mi stack, a diferencia del tuyo, carece de elasticidad y no me puedo dar el lujo de hacer floatings y otros malabares. Más bien deberías de agradecer que soy muy sincero con mi juego: no hago check-raise y el slowplay me está casi prohibido hacerlo. ¿Que hago all-in con manos malas? ¿Y qué esperas, que yo eche el resto sólo con mis manos monstruo? Iluso !! Tu mayor condena es que jamás podrás leerme. Por eso es que pierdes y seguirás perdiendo conmigo. Siempre te voy a mezclar mis manos premiums con mis manos medias y hasta algunas mediocres. Pero eso sí, te garantizo que si quieres jugar a la ruleta rusa conmigo, cuando percutas el gatillo te vas a encontrar con mi solitaria pero certera y mortífera bala.

      Deja los llantos, si como jugador no puedes defender tus fichas que hay en la mesa, entonces no te quejes como una niña. Reconócelo, no eres bueno, te falta mucho camino por recorrer. Y no vayas a pensar que es un problema de mi banca y tengo que jugar de esta manera. Yo puedo jugar bigstack, pero tú juego es tan mediocre que no deseo ocupar más de lo mínimo necesario de mis neuronas para vencerte; así puedo jugar contigo y abrir siete mesas más, a la vez que reviso mi email y chateo por el messenger. Y es que es tan fácil avasallarte que buscaré cualquier pretexto para comprometerme con el bote y jugarlo todo.

      No sigas afanándote en solicitudes de querer expulsarme. Empieza primero a corregir tus fallas, yo soy la prueba que las diagnostica. Además, eso podría ser el comienzo de una vorágine terrible. Así como tú me quieres echar de la mesa, una persona de piel blanca podría pedir que retiren a los de piel negra de su mesa, y a la viceversa; y yo que soy de un color que media entre estos dos (propio del trópico) pudiera ocurrírseme algún día solicitar que no sienten ni a negros ni a blancos en mi mesa.

      Recuerda… tú y yo estamos de paso, el póquer continuará su exitosa marcha por designio de la diosa Fortuna y beneplácito de quienes nos sobrevivan. Pero por favor, aprende a jugar bien y deja los lloriqueos!
  • 182 respuestas