El chiste es largo, pero muy bueno...

En una reunión de la high society londinense se ponen a charlar un cazador retirado y un organizador de safaris. Entonces el cazador dice:
- Cuando noté que ya no quedaban más especímenes que no hubiera cazado decidí retirarme
- Entonces debo inferir por lo que usted me dice, Sr. Cazador, que dentro de su colección debe tener un ejemplar del temible Gorila Acebrado... no?
- Gorila Acebrado.... qué es eso???
- Como, mi amigo, no me diga que no conoce el Gorila Acebrado!!!!
- No, en mi vida jamás oí hablar de tal especie...
- Bueno, le voy a explicar: El Gorila Acebrado es una especie única de primates que habitan en el África meridional. Es un animal prácticamente extinto, deben quedar 2 o 3 ejemplares en el mundo. Debido a su salvajismo y a su aguda astucia es uno de las piezas más preciadas como trofeo de caza.
- La verdad es que lo desconocía, pero si la cosa es así, desempolvaré mi fusil de caza y no descansaré hasta que la cabeza de un Gorila Acebrado adorne una de las paredes de mi living room!

El cazador organizó una expedición hacia las zonas selváticas del África donde se decía que habitaba el Gorila Acebrado. Una caravana de 63 negritos transportaban el equipaje del safari, ya que el Gorila Acebrado habita en territorios abnegados para cualquier vehículo. Luego de 2 días de caminata la caravana se detuvo. El cazador le preguntó al jefe de la expedición el motivo de la detención y el negrito le contestó:

- Caravana llegar hasta aquí. Acá comenzar territorio de Gorila Acebrado
- Pero como es posible! ¿Es que acaso no me acompañarán en toda la travesía?
- No, eso ser imposible. Nosotros no querer arriesgarnos con gorila Acebrado. Usted pagar hasta acá, y seguir solo.
- Está bien, yo no le tengo miedo a ese famoso gorila acebrado. Seguiré solo la cacería.

El cazador llenó una mochila con provisiones, colgó su fusil al hombro y se internó en los territorios del Gorila Acebrado. Tras cuatro semanas de búsqueda, cuando ya empezaba a dudar de la existencia del tan mentado animal, logró divisarlo comiendo unas bayas a la sombra de unos árboles. El cazador se ocultó rápidamente entre unos arbustos, se colocó en posición de tiro, apuntó y ..... BANG!!. El disparo abrió un hueco en el pecho del Gorila Acebrado que cayó al suelo inmóvil. El cazador se incorporó, y se dijo para sí mismo. "bah, tanto espamento que hicieron con este mono, al final resultó ser una presa muy fácil!"... y se dispuso a recoger el cadaver del animal. Pero cuando estuvo a medio metro del Gorila, este se levantó y tomó al cazador por la espalda, le desgarró las ropas y lo violó de una manera tan violenta que el cazador perdió el conocimiento. Cuando éste volvió en si, no podía caminar del estado es que se encontraba. A duras penas logró arrastrase hasta un arroyo y se dejó llevar por la corriente, hasta que unos pescadores encontraron su maltratado cuerpo y lo llevaron a un hospital.
Tres meses después, y una vez recuperado, el cazador decidió que era tiempo para la venganza. Equipado con un fusil de repetición de 45 mm, con mira telescópica infrarroja y con todos los recaudos del caso volvió a internarse en la jungla en búsqueda del Gorila sodomita. Dos meses tradó en encontrarlo, cuando al fin lo descubiró balanceándose en una rama. El cazador se ocultó detras de una roca, apuntó y.... BANG BANG BANG!!!!! Los tres disparos dieron de lleno en el cuerpo del Gorila Acebrado, que cayó inerte desde el árbol. Para no repetir la desagradable experiencia anterior, el cazador se quedó oculto mirando el cuerpo del gorila durate 45 minutos. Como el animal no daba señales de vida, el hombre infló el pecho y fue en búsqueda de su presa. Pero cuando ya estaba a su lado el gorila se levantó, volvió a tomarlo por detrás y lo violó con mucho mas fuerza y vehemencia que en la oportunidad anterior. Tres horas más tarde el cazador recuperó la conciencia y llegó arrastrándose hasta un campamento de fotógrafos de National Geographics, que lo llevaron hasta un hospital donde fue atendido de las graves heridas que presentaba en su orificio anal.
Cuatro meses después, luego de que le practicaran varios ingertos para reconstituirle el ano, el cazador, loco de furia salió nuevamente en búsqueda del infame gorila. Esta vez se equipó con un arma anti-tanque Bazooka con mira láser. Cegado por la impotencia vagó por la jungla durante 3, 4, 5 meses sin dar con el maldito gorila. Recién en el sexto mes lo ubicó. Esta vez el bicho estaba sentado en un tronco, al borde de un arroyo. El cazador se escondió entre unas malezas, preparó su arma, apunto y FSSSSSSS!!. El proyectil del bazooka dió de lleno en el pecho del gorila, un brazo salió volando unos tres metros, una pierna se desprendió y cayó en el arroyo, el cuerpo del gorila se transformó en un amasijo de carne, sangre, hueso y pelo. Igual el cazado se quedó oculto espiando durante un cuarto de hora. El gorila no daba señales de vida. El cazador comenzó a arrojarle piedras para ver si reaccionaba, pero nada. Se acercó un poco, cortó una rama bien larga y desde lejos comenzó a mover el cuerpo del gorila para ver que pasaba... y nada. Entonces el cazador fue en búsqueda de su trofeo de caza, y cuando estaba a medio metro del mismo, el gorila abrió un ojo le dijo:
- Como te gusta la pija ehh!!!

------------------------------------------------------------------------------------------

Jejeje... una de mis frases preferidas cuando juego al poker y hay algún fish que no para de regalarme la plata...