Vaya días que llevo...