Soy un moroso de la varianza