Estadisticas para torneo: en verdad hacen falta?!