que chido se siente ir ganando, tener el control de la mesa, hasta bromear con los demas aunque ni los conoscas o entiendas del todo lo que dicen (por el ingles)

y de repente,

se van unos,

llegan otros

y las manos como los flops no te favorecen nadita y tus centavitos se empiezan a esfumar lentamente hasta que te das cuenta que solo te queda lo del camion