este pobre quedo para psiquiatra