Verdaderamente es la mejor mano inicial posible, no obstante eso no la hace imbatible, además reiterando que en los inicios de los torneos hay muchos jugadores alocados que no juegan con la racionalidad debida pero que gozan de una suerte incalculable.
Pongamos una situación que me ocurrió recientemente donde me deje llevar por lo emocional de gozar de senda mano inicial, yo tenía un aproximado de 5600 fichas, y en la mesa estaban dos usuarios con un juego verdaderamente desquiciado que tenían uno como 3500 y el otro 5900 fichas, yo estaba en la posición del botón y hago un raise de 1000 fichas, estos dos jugadores me hacen un reraise de 2000 y yo hago check, en el flop hay A de corazón - 10 de trebol - 4 de corazón; obviamente yo vuelvo a realizar mi apuesta hasta que llegamos al punto del All-in, verdaderamente eran mínimas mis posibilidades de perder y mas con estos irracionales pero afortunados jugadores, y para la suerte de uno de estos sujetos logro conectar un color con K-8 de corazón, y quede eliminado del torneo, mala suerte para mí.
Pero la conclusión de esta anécdota es el análisis de la jugada, donde el juego de estos señores fue verdaderamente arriesgado y nada recomendado, porque el poker es un juego a largo plazo, no una carrera de 100 metros planos donde se debe jugar cualquier mano solo por jugar, los profesionales asesoran un estilo de juego analítico, donde ciertamente la suerte tiene su lugar en el poker pero no es la principal arma del juego.