gane la mano pero el elefant me dice que no