la difícil decision de ir con QQ