El Fish Pokernauta
Es necesario confesar, que a pesar de sentirme un auténtico Fish pokernauta y lo que conlleva, lo que aquí voy a establecer se corresponde a mi subjetiva participación, observación, raciocinio e hipótesis respecto de cómo jugar al póker online, cabe consignar que tengo en absoluto algo ganado, todo mi bagaje se limita a mesas de micro limite y torneos freeroll.

No es por mero capricho eso sí, de narrar una anécdota lo que a continuación estoy por exponer, pienso que siempre es positivo rescatar y compartir lo que estimo positivo de las experiencias propias como las vividas por mis semejantes, este es mi fiel testimonio, con juicios, errados tal vez, de esta experiencia tan singular, pero son la razón, con las cuales se han ido moldeando mis apreciaciones y conjeturas respecto a este juego, no está demás mencionar, que este andar por el póker, se extiende en un tiempo aproximado que bordea ya, los siete años.

Los primeros años fueron una verdadera olla a presión, cualquier momento libre se lo dedicaba a mi nueva adicción, después de tormentosas frustraciones, la intensidad fue decayendo sistemáticamente, de alguna manera nuestro propio software mental, se las ingenia para desconectarnos cuando estamos demasiados torturados por el extremadamente caprichoso, irracional y vengativo Dios del juego, el software de póker, el que implacable me fue martillando y aplastando de a poco esa quimera de ser un ganador, pero en mi interior, esa ilusión es y seguirá siendo imperecedera.

Como primer argumento, para intentar dilucidar cuáles son, las que he llegado a considerar las principales virtudes para obtener un buen cometido, llegué al total convencimiento, que hay dos poderosas armas, que por ningún motivo, deben de faltar en todo jugador de póker, la determinación y la valentía.

Veamos él porque creo que estas dos cualidades son tan imprescindibles, se hace forzoso ser un convencido hasta las últimas consecuencias de que las decisiones que nos han llevado a participar en una determinada jugada sean respetadas a cualquier costo, pues el arrepentimiento a mitad de camino nos hace absolutos perdedores, vulnerables ante los adversarios y ante la presencia del Dios software, despreciables.

Cuando el Dios software, me obsequia las dos cartas, está pendiente de las decisiones que tomo con respecto a ellas, pues digan lo que digan, cuando enfrento a los rivales, quien decide mi futuro, es el Dios software y no quien está siendo representado con un Nick en la pantalla, no me cabe duda, que tanto la actitud de valentía y determinación, pesan a la hora de tomar su decisión de a favorecer a uno u otro, ya sea una mano en particular que se está jugando o bien si se tratase de un torneo.

Claro está que una determinada elección mía, no significa necesariamente el salir airoso, de momento, sólo sé, que estoy optando a un desenlace feliz, pues en todo momento debo considerar, que tal vez, la determinación del adversario es la más correcta y merecedora de un triunfo.
Con respecto a las jugadas que puedo o no considerar correctas y legitimas para entrar en una mano, estimo que todas se deciden en el preflop, y dichas consideraciones, las coloco, tomando como punto de partida, la posición en la mesa.

A mi modo de palpar el juego de póker, las variantes que son relevantes, para participar si o si en una mano de póker preflop, son:
1- Recibir un par bajo o medio con la intención ya sea de blufear, resistir apuestas bajas, o conectar dos pares o trío.
2- Recibir cartas conectas con las cuales aspirar a formar color o escala, independiente si son para formar color al As o escala al As.
3- Recibir un As con kickers alto
4- Recibir un rey con kickers alto
5- Cualquier par de cartas por el sólo hecho de estar en última posición, no entrar en el juego estando en última posición aunque sea con la intención de blufear provoca la total ira del Dios software y nadie se salva del castigo, siempre y cuando que las apuestas previas estén allin y haber recibido cartas basura.
6- Participar en la mano con la sola intención de realizar un bluf de principio a fin.

Como manifiesto anteriormente, estas directrices, son a mi modo de ver las únicas y legitimas causales y motivos por las cuales entrar en el juego preflop, es en este punto, que se hace primordial tener la convicción y el valor para continuar adelante con la mano si presentado el flop y dos cartas por salir tengo aunque sea una oportunidad de completar el proyecto o ganar con el par de mano recibido en las cartas preflop.

Soy un convencido por ejemplo que el par de As se juegue a mitad de fichas o directo allin preflop, la razón pasa por que después del flop pierde su calidad suprema y la única manera de honrar al Dios software por tan preciado regalo es enrostrarlo abiertamente, hacer slowplay lo considero un riesgo innecesario y una actitud negativa, tanto pares como JJ, QQ, KK, directo allin, desde cualquier posición, esto le causa un gran beneplácito al Dios software con quien en definitiva debo estar siempre en la buena.