¿Crees que podrías ganar un torneo viendo las cartas de tus oponentes?