Vivencias de un jugaodr profesional