Rusia amenaza con hundir el dólar