no se cierran las mesas