No deja de temblar en Acapulco.