Nuevo artículo de opinión: ¿Vale la pena jugar en varias salas?