Y después del badugi... Viene el triple stud!