El irlandés Jason Tompkins tomó el relevo en el liderato de Inge Forsmo, quien había monopolizado este estatus durante los últimos dos días de competición. Solo quedan 24 jugadores en liza y hoy se jugará hasta que queden 8 supervivientes

La ciudad de San Remo vivirá esta tarde su penúltima jornada de juego del European Poker Tour 9. Ayer, 67 jugadores retornaron a las mesas del Casino San Remo en busca de una de las 24 posiciones que daban acceso al quinto día de competición. Después de siete horas de juego cayó en la vigésimo quinta posición el italiano Luca Moschitta. El miembro del Team Online de PokerStars se despidió cuando sus se dieron de bruces contra las de Jonas Mackoff.

El torneo, que se reanudará a las 14:00 horas (hora local), cambió de chipleader gracias al irlandés Jason Tompkins. Durante los últimos días de juego había sido el noruego Inge Forsmo quien había ocupado esta simbólica posición, aunque ayer se quedó un tanto rezagado, aunque nada excesivo. Si bien Tompkins terminó con 2.423.000 puntos, su inmediato perseguidor –Forsmo– concluyó con 2.025.000, siendo los dos únicos jugadores que terminaron por encima de los dos millones. El tercer lugar lo ocupa Ludovic Lacay. El jugador galo, nueve veces "in the money" en el EPT, cerró la jornada con 1.731.000 puntos.



El día 4 de juego nos dejó la eliminación de la última mujer. El "premio" de "the last woman standing" recayó en la sueca Sofía Lovgren, que salió en la 30ª posición. Roberto Romanello –campeón del EPT de Praga–, David Vamplew –ganador del EPT de Londres–, Morten Mortensen, Shaun Deeb, Justin Bonomo, Isaac Haxton o Laurent Polito también pasaron por caja para recoger sus merecidos premios.

Todos los supervivientes se han asegurado, al menos, un cheque de 23.000 euros. Os recordamos que el vencedor, que se conocerá mañana jueves, se embolsará nada menos que 800.000 euros. Hoy se jugará hasta que solo se mantengan 8 jugadores con fichas. En ese momento se detendrá el torneo y se formará la mesa final, que se disputará mañana.

EVENTOS PARALELOS

Paralelamente, valga la redundancia, al evento principal se están disputando diferentes torneos en cuanto a buy-in y modalidad. Ayer se dio el pistoletazo de salida de esperado High Roller. Con 10.000€ de cuota de inscripción, el torneo contó con 84 participantes, de los cuales solo siguen en activo 45.

El liderato lo ostenta Brandon Barnes, pues cerró su bolsa de fichas con 211.700. Siguen la estela del jugador estadounidense: Pier Paolo Ruscalla (199.300) y Justin Bonomo (190.600), que aterrizaba directo del main event.

También se encuentran disputando el torneo los Team Pro, Luca Pagano (188.600), Jonathan Duhamel (123.300), Vanessa Rousso (37.000) y Eugene Katchalov (36.000). Además, Tobias Reinkemeier, McLean Karr, Todd Terry, Kyle Julius, Elio Fox, John Duthie, Christophe Benzimra, Bryn Kenney, Benny Spindler –campeón del EPT de Londres–, Michael Tureniec –campeón del EPT de Copenhague–, Govert Metaal, Mikalai Pobal –campeón del EPT de Barcelona– o Joseph Cheong tratarán de alcanzar alguna de las diez posiciones premiadas. El campeón se hará con 288.000 euros.

Del resto de resultados de los torneos paralelos, destacamos el triunfo del holandés Vincent van der Fluit, que ganó 42.500€ en el 990€ (NLHE Turbo). El torneo, que contó con 165 jugadores, vio como la española Leo Margets finalizaba 5ª. También destacamos la victoria del luso Miguel Silva en el 220€ (NLHE Hyper Turbo), que le reportó 4.770 euros, tras ser el mejor de los 172 participantes.