La noticia, pese a que pueda parecer una minucia, ha recorrido foros y redes sociales durante esta mañana, y es que tal y como hemos podido leer en las páginas de Pokerfuse, y tal y como algunos usuarios nos han trasmitido, la sala ha enviado algunos mails a sus antiguos usuarios, con el fin de confirmar sus identidades. ¿El motivo? Parece ser que la reapertura de la sala se espera que llegue el próximo 6 de noviembre.

Como podemos leer en Pokerfuse, parece ser que estos correos electrónicos son legítimos. Ellos mismos han contactado con personal que puede hablar en nombre de Full Tilt Poker, para corroborar que no hay ninguna mano extraña tras estas acciones.

Si bien es cierto que sólo un pequeño número de jugadores han recibido estos e-mails, no se puede confirmar por el momento, si ha sido un envío aleatorio, o progresivamente todos iremos recibiendo los nuestros.

Aún así, parece ser que Full Tilt lo tiene todo listo, para volver a poner en marcha la sala, lo cual, a buen seguro, será motivo de alegría para muchos de los que nos estéis leyendo.