Pese a que llevábamos unos días sin recibir noticias de los Lederer, Ferguson o Furst, justo hoy hemos podido leer en algunos medios como Pokerfuse.com o PokerNews.com nuevas noticias que tienen que ver con los mandatarios y acusados en el caso Full Tilt Poker.

La última novedad ha sido la solicitud que los tres acusados han presentado al juez Leonard Sand del distrito sur de New York para que les permitiese debatir con él sobre si el poker es un juego de habilidad o de azar, y así poder esquivar las acusaciones de blanqueo de dinero y fraude que pesan sobre ellos. A la postre, de poco sirvió la idea...
Ésta salió de Howard Lederer y sus abogados, se basan en una sentencia del juez Jack Weinstein del pasado 21 de agosto en el caso de los EE.UU contra Lawrence DiCristina. Pese a que este último fue acusado de violar la Illegal Gambling Business Act (IGBA) por regentar un negocio de juego ilegal sus abogados defensores, consiguieron hacer ver al juez que el poker no es un juego de azar, sino de habilidad, por lo que no se le podía acusar de semejantes cargos. Weinstein falló a favor del acusado, sentando así un importante precedente en el país del tío Sam.
Precisamente, fue a este caso al que se intentaron acoger Lederer y compañía, pero el pasado miércoles, el Department of Justice desestimó la petición, alegando que no existía jurisprudencia sobre el caso anterior. El juez no ha encontrado ningún paralelismo entre un caso y otro, además de recordar a los acusados que Lewis Kaplan, el juez instructor del caso Black Friday ya desestimó peticiones similares de John Campos y Chad Elie, quienes a la postre fueron juzgados y condenados.
Así pues, parece que Lederer, Ferguson y Furst tendrán que buscar otro clavo al que agarrarse.