Barry Greenstein acaba de anunciar en el foro de TwoPlusTwo que está dispuesto a devolver el dinero que Full Tilt Poker le prestó antes de ser cerrada: “Siempre he estado dispuesto a pagar el dinero a quienquiera que comprase Full Tilt. (No al Grupo Tapie, que quería comprar los activos sin hacerse cargo de las deudas). Por tanto, si PokerStars compra finalmente Full Tilt, ya sea en unos días, o algo más adelante, sabré a quién tengo que pagar. Siento curiosidad sobre si ellos intentarán cobrar a alguien más”.
Las declaraciones de Barry han sido bien recibidas por la comunidad. Mientras tanto, las críticas hacia la actitud de los otros morosos (como Phil Ivey, Erick Lindgren, Layne Flack o David Benyamine) siguen creciendo.
La historia de las deudas de los jugadores profesionales a Full Tilt Poker fue destapada por los Tapie en febrero de este año. Entonces, el grupo inversor desveló que dichos “agujeros” estaban paralizando las negociaciones. Poco después, una fuente anónima filtró que las cantidades debidas ascendían a una suma de 16,5 millones de dólares (de los que 4 eran de Ivey, otros 4 de Lindgren, 2 de Benyamine y otros 2 de Flack).
Sorprendentemente, el nombre de Barry Greenstein apareció entre los morosos. La noticia causó extrañeza porque Greenstein, además de ser miembro del Hall of Fame del Poker, es popularmente conocido como “el Robin Hood del Poker” por sus acciones benéficas.
Greenstein fue el único que dio la cara. Reconoció deber a FTP 150.000$ (no 400.000$, como se había dicho). Explicó que le habían prestado el dinero para que jugase en las mesas de high stakes antes de que PokerStars tuviese mesas de esos niveles. Y anunció que no daría el dinero al Grupo Bernard Tapie porque tenía dudas de que estos lo utilizasen para la devolución de los fondos de los jugadores estadounidenses. Las palabras de Greenstein desencadenaron múltiples reacciones, especialmente entre los jugadores no residentes en los EE. UU., que se sintieron claramente agraviados.
Pues bien, ahora que parece tener claro que los jugadores recuperarán el dinero bloqueado, Greenstein, por fin, ha anunciado que saldará su deuda.