Los más probable es que, de cara a los jugadores, más allá de lo potente que será ahora PokerStars, o los planes de futuro que pueda tener la sala de la pica roja, lo más importante sea que los verdaderos protagonistas de este juego recuperarán su dinero, ese dinero que un buen día se quedó retenido en Full Tilt Poker, y que ni los más optimistas pensaban recuperar en ciertos momentos de toda esta historia.

Con el acuerdo entre PokerStars y el DoJ para la compra de Full Tilt Poker, han salido a la luz algunas de las grandes fortunas que quedaron allí retenidas, pertenecientes a grandes jugadores habituales de la sala.

Gus Hansen
Uno de ellos, cómo no, es Gus Hansen. “El Gran Danés”, jugador patrocinado por FTP, y uno de los grandes ganadores de las mesas “nosebleeds” en 2011, cuando estalló el Black Friday, fue uno de los más perjudicados por el candado que se le puso a la sala. Ahora que la situación se ha desbloqueado, Hansen podrá recuperar sus 2.4 millones de dólares que tenía retenidos, suponiendo para él “un regalo de navidad que no esperaba”. El danés, una vez se conoció la noticia, realizó breves declaraciones para medios de comunicación escrita de su propio país:
“Es muy positivo para el mundo del poker. Este asunto, dio al poker una imagen que no se ajusta a la realidad, la cual no creo que se merezca”.
“Y ahora llega PokerStars, como el caballero que cabalga sobre su caballo blanco para solucionar el asunto. Creo que el acuerdo también servirá para acelerar el proceso de vuelta a EE.UU del poker online”.
Otro que también ha recuperado, o mejor dicho, recuperará su dinero retenido en FTP, es uno de esos jugadores que saltó a la luz pública gracias a su meteórica progresión en la sala americana. Daniel Cates “Jungleman” fue otro de esos jugadores que se hicieron a si mismos, como pudiera suceder con el caso del sueco Viktor Blom “Isildur1”.

Daniel Cates "Jungleman"
Sus grandes actuaciones en FTP, le valieron a Cates para ganarse un asiento en el “Durrrr Challenge”, el enfrentamiento cara a cara contra la súper estrella del poker online en ese momento, Tom Dwan “Durrrr”. Previsto a un total de 50.000 manos (que no se completaron), en marzo de 2011, Cates llevaba una ventaja sobre su rival de 1.2 millones de dólares.
Pese a no conocer la cifra exacta del dinero que le quedó retenido al jugador americano, según hemos podido leer en una publicación de Cardplayer.com, él mismo ha declarado que el 80% de su bankroll quedó retenido en FTP una vez estalló el Black Friday, lo cual significó un problema para él para poder continuar jugando a posteriori.
Aún y así, “Jungleman” movió su residencia a Reino Unido, donde continuó jugando online, además de formar parte de los circuitos en vivo más importantes. Según hemos podido saber, en estos momentos Cates acumula unos beneficios online de 1.5 millones de dólares, pese a tener que remontar un “down” de 600.000$.
Y ya para acabar, otro de los grandes jugadores que se congratularon el otro día al conocer la noticia, fue el joven jugador estadounidense, Blair Hinkle, más conocido en FTP como “bluf5f6”.

Blair Hinkle "bluf5f6"
Hinkle, ganador de un brazalete de las WSOP®, y uno de los jugadores más prometedores del país de las barras y estrellas, consiguió su mayor éxito poco antes de que el Black Friday tocara a la puerta de FTP.
Tras firmar pacto a tres bandas, y finalizar en segunda posición, Hinkle se embolsó 1.162.000$ (el mayor premio) en el Main Event de las FTOPS. Este premio, significó más del doble de lo que se llevó al bolsillo por su victoria en las WSOP® del 2008, que le significó su primer brazalete hasta la fecha.
Gran parte de ese premio, se quedó retenido en FTP. Según el propio Hinkle ha confirmado, la cifra de dinero bloqueado superaba el millón de dólares, un dinero que ahora podrá recuperar, pese a su pesimismo. Gracias a pokerlistings.com, hemos podido conocer sus palabras y reacciones, una vez se enteró del notición:
“Es genial saber que todo el mundo recuperará su dinero. Muchísima gente lo pasó fatal cuando aquello ocurrió, por lo que es genial saber que todos estarán bien a partir de ahora”.
“Desde que me despertaron con esta noticia, me he estado diciendo a mí mismo que lo mejor es ser cauto y no celebrarlo, hasta que el dinero esté en mi cuenta bancaria”.
La verdad es que debe ser una “faena”, conseguir un pinchazo online tan gordo como el que consiguió, y no poder disfrutar de él apenas ni un minuto. Ahora, con esta nueva situación, Hinkle podrá disfrutar de una vez por todas, de su “victoria” en el Main Event de las FTOPS.