Soy p..., pero mi c... lo disfruta( peli pr0n de Carmen de Mairena)

    • parbell
      parbell
      Global
      Registro: 12-31-2011 Artículos: 684
      Os dejo esta critica para" haceros boca( quede claro que no intento hacer ningun tipo de publicidad es simplemente un critica de la pelicula)
      Aviso: No hay ni una sola imagen pornográfica en toda la crítica. Lo que hay son fotos asquerosas a punta pala...

      Aviso 2: En esta crítica aparecen repetidas varias veces palabras como "mamada", "polla", "coño" "follar", "enculada" y otros tecnicismos similares. Si os ofenden esas cosas dejad de leer y seguid mirando los teletubbies.


      Ante todo quiero dejar claro que si he decidido escribir sobre esta puta mierda para la web es porque me he descojonado visionándola y sobre todo, porque no creo que esto pueda ni deba considerarse cine porno, ni siquiera porno gay, aunque como yo no consumo de esto último igual estoy equivocado. Con todo el respeto, si Pustulio o algún otro forero o lector que "entienda" puede asesorarme al respecto, por favor que lo diga en el foro, y que me explique si estas cosas le parecen excitantes y/o eróticas al público homosexual. En cualquier caso, e independientemente del uso que le pueda dar la gente a esta clase de material, Soy puta pero mi coño lo disfruta es un esperpento grotesco con la mas que evidente intención de crear circo (mas aún si cabe) en torno a la figura de cierta estrella de la televisión española (qué triste es decir esto) con la participación de dos individuos que no hacen gala de tener muchas luces; y carcajearse de ello a mandíbula batiente. Sólo hay que ver (y oir) los títulos de crédito con que arranca la cinta:




      A lo largo del metraje la sensación de mofa y recochineo está siempre presente, en la forma de subnormales gags, samples "terrorificos" de truenos y aullidos extraídos del típico CD "ameniza tus fiestas de Halloween"; y frases despollantes, de las cuales teneis una recopilación en la correspondiente sección, aunque en la crítica iré citando las más jugosas.


      CARMEN Y SUS AMIGOS

      Hablemos ahora de los ¿actores?, empezando por Carmen de Mairena, esa..er...persona que tan famosa se ha hecho gracias sobre todo al desaparecido programa del presentador ese que se graba a sí mismo en el interior del Liceo de Barcelona y dice que está en la Opera de Moscú. Por lo pronto el título ya es intrigante: Soy puta pero mi coño lo disfruta. Ah pero ¿Carmen de Mairena tiene coño? Los mas ingenuos pensarán "igual ya se ha operado". Bueno, nenes, aunque a lo largo del visionado pude escuchar frases como "tócate el coño" o "haz que te coma el coño", que me dejaron bastante perplejo, os puedo asegurar que Carmen de Mairena NO tiene coño (bastante clarito me quedó después de ver la escena en que la cámara hace zoom directamente a la punta de su rabo chorreante de lefa), lo que me hace suponer que son ciertas las palabras que me dijo no hace mucho Oso55 en una de nuestras charlas filosóficas via messenger: "Tener coño es un estado mental".



      Como reza la frase de la carátula, "un auténtico mito" .... como el Yeti


      Del relativo atractivo sexual que este ser pueda tener para alguien no voy a hablar, ya se sabe que la belleza está en los ojos del que mira (y si alguno de vosotros amigos lectores se pone cachondo en cada aparición televisiva suya no tiene por qué avergonzarse, a mí me pone burro Monica Bellucci y no me avergüenzo de decirlo, aunque algunos digan que es una "tetas de fresa"), y sería absurdo entrar en ese debate. Lo que sí está claro es que a los individuos que participaron en este "film" NO les pone cachondos Carmen de Mairena, en todo caso tenian ganas de cachondearse un rato (y en el caso de los directores yo diría que descaradamente a su costa):

      Javi, el porno-neng

      Sujeto de aspecto subdesarrollado, se pasa la película sacándo brillo al instrumento con la mano (con resultados bastante deprimentes pues no consigue enderezarlo ni a tiros, lo cual demuestra lo "cachondo" que le pone la idea de realizar el acto con el engendro protagonista), y diciendo mongolidades con un odioso acento bakaluti exageradísimo a lo "Neng de Castefa", y lo mejor de todo, poniendo caretos aberrantes, supuestamente para simular estar pasándoselo en grande.


      ¡¡¡Neeeeeng como me flipa la Mairenaaaaaa!!!

      El pornoelectricista del pene moteado



      No querais saber lo que está contemplando en este momento...

      Según tenemos que creer, es el electricista del set de rodaje que sucumbe al irresistible sex-appeal de Carmen de Mairena y se la folla también. Su rasgo distintivo mas llamativo son una extrañas manchas en el miembro viril que aportan grima adicional (si es que eso es posible) a las escenas ya sean de pajote, mamada o enculamiento.


      Para que me entendais, las manchas son más o menos como esa foto pero en vez de en el brazo, en la polla

      Quizás sean estas manchas las que hacen que el tío consiga trempar (mas o menos) en medio de tanto horror. Tal vez sufrió un extraño accidente al estilo de los superhéroes Marvel, su polla quedó bañada por los rayos gamma o sufrió una picadura de araña mutada genéticamente en el glande, y... na, me estoy flipando... se debió meter un par de viagras entre pecho y espalda y arreando...

      El fotógrafo misterioso

      Supongo que será uno de los dos directores de la película. Es un tio con una cámara de fotos que casi todo el rato sale de espaldas, y que dirige una sesión de fotos guarras con Carmen de Mairena y el porno-neng. Como comprenderéis, no pienso molestarme poner una foto de su puto cogote (si queréis verle para despues buscarle y darle una paliza es vuestro problema, os bajais la peli y os la tragais con dos cojones como yo).

      Los mataos

      También aparecen por ahí unos curritos que mueven los muebles de sitio haciendo ver que aquello es un rodaje serio o algo, que a cambio seguramente de un mísero bocata de mortadela van a llevar el sambenito de aparecer en esta mierda de por vida y se burlarán de ellos cuando los reconozcan por la calle todas esas personas decentes que hayan visto la película. No lo siento lo mas mínimo por ellos, aquí se aplica la teoría de Clerks sobre los currantes de la estrella de la muerte en construcción que mueren a consecuencia del ataque de la alianza rebelde:




      Sabían a lo que iban, por lo tanto si les pegan por esto que se jodan


      "UN HORMIGUEO EN LOS HUEVOS"

      La película esta dividida en varias partes. La primera parte se titula "La sesión fotográfica" y en ella vemos al porno-neng haciéndose pajas con un cutrepóster de Carmen de Mairena colgado en la pared, mientras va soltando frases soeces de colegio de subnormales como "Con estos labios que tiene...debe mamarla, que vamos, que flipasssh".




      No le hace ninguna falta fumar "yerba" ni meterse "pastis", él se monta la "fiestuki" con un simple poster de su ídolo.


      Intercaladas con esto mediante cortinillas cutres de colores, nos meten unas escenas de una sesión fotográfica del susodicho maromo con Carmen de Mairena, que hacen poses guarras ante la cámara de un tipo que les da instrucciones: "cómele la polla carmen" "cógele los huevos" "ahora solo me interesa tu cara y su polla" ect.


      Lo mas descojonante es la colección de caretos de orangután en celo que pone el porno-neng, y las frases supuestamente "calientes" que suelta, todo ello mas falso que Matrix Reloaded, ya que el pobre payaso no se acaba de empalmar en ningún momento, por mucho rato que se tire dándole al manúbrio, tanto en una escena como en la otra. El cúlmen de la secuencia es la fastuosa estampa del interfecto haciéndole un agujero al póster allí donde está la boca de Carmen de Mairena, por donde mete la polla follándose literalmente el polémico trozo de papel que acaba cubierto de leche condensada; al igual que el jeto de Carmen de Mairena en la sesión fotográfica, estableciendo un acojonante paralelismo entre realidad y ficción al estilo Mulholland Drive o algo. Pura poesía visual:




      Mamada eléctrica

      La segunda parte del filme lleva por titulo "Echando chispas", y en ella nos quieren hacer creer que Carmen de Mairena se trajina al electricista del set de rodaje (encarnado por el maromo de la polla moteada) entre toma y toma. Mientras el susodicho está toqueteando un cable que cuelga del techo haciendo ver que trabaja, Carmen le aborda con su estilo inimitable, en una escena que vale su peso en oro:





      Durante la consiguiente mamada, el tío al parecer se electrocuta (efecto de iluminación parpadeante hiper-rancia acompañado de ruido de shock eléctrico y gritos de del actor simulando penosamente que le dá la corriente: "¡ostia, para, para, desenchufaaa!") sin que por ello se interrumpa la mamada que le está practicando Carmensita (y cuando por fín alguien corta la corriente ellos siguen dale que te pego, un gag subnormal como pocos en la história del cine).

      All Together Now!

      Después de un poco de magreo, llega el turno del ataque por via diodenal, con el pornoelectricista dando todo el poder de sus megamanchas y Mairena recibiendo y poniendo jetos de gusto, para disfrute de sus admiradores. Entonces de golpe y porrazo aparece en escena de nuevo el porno-neng, que parece que aún no ha hecho el ridículo lo bastante. El cámara le dice "eh Javi, tio, sal que no te toca ahora" pero él suplica que le dejen "porfa", y sin mas dilación introduce su fláccido instrumento entre los estriados labios de besugo del "mito".

      El apoteósico menage-à-trois culmina en una pajeada colectiva a tres manos, y después en los dos maromos rociando de lefa al fotogénico transexual; todo ello acompañado de mas perlas dialécticas del porno-neng como "he empezado a notar un hormigueo en los huevos" (cuando esta apunto de soltar la lecherada) "Has nacido pá mamar" o "la próxima vez tú y yo un cubano, con estos melonessssh" (mientras le magrea las acartonadas "ubres" a Carmen de Mairena a la vez que pone caretos "de vicio").


      Todo esto transcurre en los primeros 34 minutos de los 58 que dura la película. El resto es un algo aburrido "making of de la sesión fotográfica" en el que vemos todo lo que cortaron de las escenas que se intercalan con las del tio que se folla el póster; y unas cuantas "escenas inéditas" que no son más que un montaje muy breve de algunas tomas falsas que, la verdad, de falsas tienen poco, ya que las que dieron por buenas son exactamente igual de penosas. Lo mas interesante que tienen estas escenas es oir como al porno-neng le llaman en dos ocasiones "Santi" en lugar de "Javi" (cuanto menos, sospechoso). Por lo demás, son un timo y una mierda (no como todo lo anterior que es la crème de la crème ¿eh?).


      Los fans de Carmen de Mairena están de suerte, Soy puta pero mi Coño lo Disfruta no fué mas que el principio...


      CONSIDERACIONES FINALES

      Concluyo dejando en el aire esa pregunta que he formulado al principio de la crítica (más que nada para tocar los cojones, porque creo que está muy claro que clase de mierda es esta película): ¿Puede ser esto considerado cine porno, mas allá de que merezca esa etiqueta únicamente por lo explícito de sus escenas? Dicho en cristiano: ¿Alguien se hace pajas viendo ésta porquería, sea homosexual o no?

      Ahí queda eso.
  • 90 respuestas