No ver el dinero que tienes.