La mano más rara que vi esta semana.