Perder la esperanza en el flop