Inventar el poker para un planeta exteterreste: Cuento