De stratega a dueño del mundo:El relato