busacando alguna tonteria en la web me encontre este post me dio risa y por eso lo comparto, es de un tal cani de cancun mexico


Lo sospechas. Esa puta punzada en el corazón, en las tripas. Y la perra se pasea con una sonrisa que te sabe a burla descarada. Aún así, tan tierno tú, confías en que puedes estar equivocado... pero esa punzada... esa punzada.

Y dado que yo no soporto el sufrimiento ajeno, hice este utilísimo test que te dirá de una buena vez por todas si tu parejita, tu media naranja, tu cachito, te es fiel o debes ir corriendo a la papelería a comprar un sacapuntas para afilar el par de cuernotes que te crecen imparables.

Aunque está escrito para que lo resuelvan los hombrecitos (es un decir) también pueden responderlo las mujercitas y salir de la misma horrible y cochina duda.

Ándale, sin miedo...




1. En las mañanas, cuando se despiertan y se miran lagañosos uno al otro:
a. Me sostiene la mirada y me besa con sus miles de bacterias nocturnas
b. ¿En las mañanas? pfff eso cuando duerme conmigo, Cani, porque se la vive de antro
c. Yo me despierto y directo a mear. Miraditas... ¡ja!

2. Caminando por la calle, se supone que las parejas se toman de las manos... ¿lo hace?
a. Siempre y con fuerza. De hecho, ya sé que cuando me da dos apretoncitos significa "te amo". Oh, esos códigos ridículos que le dan sentido a la vida.
b. Pues no sé, Cani, me toma así como que a veces, cuando vamos por calles solitarias y nunca en las plazas... se me hace que le da pena que nos vean juntos.
c. Esas son mamadas.

3. ¿Últimamente recibe muchos regalitos y todos son de familiares?
a. No. De hecho, hasta me siento un poco mal porque ni yo le he regalado cositas como antes.
b. Chingo de cosas. Y no sólo de familiares sino también de amigos... o eso dice.
c. No sé ni me quita el sueño saberlo.

4. ¿Qué onda con el celular? ¿mensajitos por aquí y por allá?
a. Nada fuera de lo normal.
b. Sí, carajos. Y son cariñosos y también me dice que son de sus primos, de su tía, de la abuela. Está cabrón, Cani, está cabrón.
c. Ni puta idea.

5. El aspecto personal es importante ¿Qué tanto ha cambiado en las últimas semanas?
a. Siempre cuida su aspecto, así que no me extraña para nada que siga sus rutina de cuidado personal.
b. Se metió al gym, cambió de look, tiene un puto guardarropa nuevo, compró perfumes que antes ni sabía que existían.
c. Pues ya que lo mencionas, algunos cambios no le caerían mal

6. La cuestión intelectual es otro punto: ¿ahora habla de temas que antes no dominaba? Por jemplo, tiene un repentino interés por la pintura, los autos, la cocina, etc.
a. Es de amplia cultura así que siempre ha hablado de muchas cosas.
b. Si es que habla de otras cosas, ni me entero. Conmigo casi ni habla.
c. Pinche cerebro quemado que tiene, siempre con la misma cantaleta.

7. En el sexo ¿todo bien?
a. Ni más ni menos. Se mantiene en su línea aunque a veces le noto el pequeño aburrimiento natural que se da en toda relación. Nada que no resolvamos platicando.
b. Pues nuestros encuentros son cada vez menos y porque yo soy quien está friegue y friegue. Y pues hace unas pinches caras de muerto que pa qué te cuento.
c. Mñeh. No sirve para calentar ni una taza de café.

8. ¿De repente se acuerda que dejó encendida la compu en la chamba y TIENE que ir a apagarla (ajá, a las 11 pm)? ¿O le llega una llamada acerca de una junta de última hora o tiene que ir a buscar a su jefe al aeropuerto, etc.?
a. Es una persona ocupada, lo supe desde el principio. Así que no es de sorprenderse.
b. Sí, de repente se va al antro o con su familia.
c. Casi no estoy en la casa. Creo que sale de vez en cuando.

9. ¿Provoca peleas justo un par de días en los que suelen hacer planes (tu descanso o su descanso) y siempre usa razones sin sentido?
a. Nunca
b. Siempre
c. ¿pa qué pelear, Cani, pa qué pelear?

10. Llegaste al punto en que no lo soportaste más y ¡mocos! se lo preguntaste de frente: "¿Amor, me pones el cuerno?" Y esperaste respuesta. ¿Cuál fue su reacción?
a. Se sorprendió y me pidió que habláramos del asunto porque no puede ser que me sienta asi. Entró en detalles y buscó la manera de hacerme ver que todo lo hace por mi. Caramba, hasta me hice chiquito por hacer esas preguntas estúpidas...
b. Le dio vueltas y cambió de tema. Me quiero morir, Cani, toy bien triste
c. No le he preguntado. Ella es la que hace las preguntas pendejas, no yo.




Resultados


Mayoría de respuestas A
Esa perra es hábil. Sabe esconder todo de manera que te sientas seguro. Ha construido una mentira tan elaborada que ahora es parte de tu realidad. Vaya, tienes unos putos cuernotes que son la envidia de los watusi. No dudo que incluso te haya presentado al tipo y tú en verdad creíste que era su amigo pero no te culpo pues, como te dije, la perra es hábil.
Consejo: Déjala. Busca una mujercita que valga la pena.

Mayoría de respuestas B
Me das asco. La chicuela solo quiere divertirse, tener amigos, VIVIR. ¿Y tú? Nada, pinche amarguetas que la hostiga con su paranoia. No tienes cuernotes, no te preocupes, esas voces en tu cabeza no son peligrosas.
Consejo: Déjala ser, dale su espacio. Recuéstate en tu sofá, destapa una cerveza y mira la televisión. Verás que pronto las cosas volverán a ser como antes. Relájate, muchacho, relájate.

Mayoría de respuestas C
Tú eres el que pone el cuerno ¡felicidades! Eso significa que has saltado la barda, estás del otro lado. Te diste cuenta que ser monógamo no es la onda, que la naturaleza del ser humano es probar todas las carnes, todas frutas. No quieres tener 20 esposas (¡vaya estupidez!), quieres tener 20 viejas, una después de la otra, 3 al mismo tiempo, como está escrito en los papiros genéticos. Toda este condicionamiento educativo referente a la pareja para toda la vida, te lo pasaste por las pelotas. Fieles sólo los perros y los pingüinos.
Consejo: ¿consejo? ¡tú dame consejos!