Mira, mira, soy diamante