PLO, el más divertido