Una pequeña esperanza para FTP