La mejor acogida que me ha dado nunca una sala.