Sobre el envio de la Academia de Full Tilt