No se importan todas las manos al elephant