El HU, lo más del poker