NL50 y Twitter