Quiero una mujer normal... mejor no

    • pirobin
      pirobin
      Bronce
      Registro: 09-22-2007 Artículos: 2.177
      Hola a todos. Tomando cerveza con un amigo se nos ocurrió hacer el blog «Quiero una mujer normal... mejor no», una pequeña burla al cotidiano de las relaciones sentimentales. Espero que lo disfruten.

      El blog habla de ciertos problemas que ocurren con las mujeres, todo en tono de humor (ojo, no tomar en serio los consejos).

      Ahí les dejo la dirección, también agrego apartes del blog, y, ya saben: consejos, sugerencias, quejas, reclamos, cartas pidiendo auxilio, o todo lo que se les ocurra (menos suegras, por favor) son más que bienvenidos.

      Link: http://quierounamujernormal.blogspot.com/

      Apartes:

      ¿Por qué leer este blog?
      Porque los hombres pase lo que pase tenemos la culpa. Porque el problema nunca es de ellas, que son perfectas y además modestas. Porque las mujeres siempre saben lo que quieren, pero eligen otra cosa. Porque nosotros también hemos querido mujeres normales, pero al encontrarnos con lo «normales» que eran, mejor decidimos dejarlas pasar... y, como siempre, la culpa la tiene uno.


      ...se trata de una serie de preguntas simples que debes realizarle a tu proyecto de pareja, sin que se note demasiado:

      1. ¿Por qué se separo de su antigua pareja?
      Si responde que no la comprendía emocional y psicológicamente, estamos en presencia de una mujer normal. Si menciona que no la satisfacía sexualmente esto es un síntoma de anormalidad por su parte. En este caso valdría la pena sugerir indagando al respecto.

      2. ¿Cómo sucedió dicha separación?
      Si menciona las palabras sangre, hacha o quinto piso, lo más recomendable es huír, huír aunque se trate de una mujer excesivamente normal.

      3. ¿Qué es lo que busca en un hombre?
      Si la respuesta es «TODO» estás, sin lugar a dudas, en presencia una mujer absolutamente normal.


      ...para ellas es muy fácil conocer a un tipo en un bar y, después de que el sujeto en cuestión la invita a un par de cervezas, abrir la puerta que satisface todos los deseos masculinos —y heterosexuales—. Desde el otro punto de la historia, el tipo está más feliz que MacGyver en HomeCenter, pero precisamente por ser así de fácil «calentar la comida», a la mujer se le olvida y se va, dejando al tipo con una calentura que rápidamente se transforma en enojo y, por consiguiente, en improperios a dicha mujer; exactamente lo que hace nuestra comida cuando la olvidamos, caliente, en el microondas.

      Según el doctor y chef argentino Cunilin Gustavo Asecas, en su libro Recetas de setas y tetas, el efecto microondas se debe a que el hombre emana una micro-onda al hablar, es decir una onda (entiéndase como carisma) muy pequeña, la cual no moviliza la contraparte de la cena.

      El conflictualismo, que actualmente es el movimiento líder que lucha en contra del efecto microondas, afirma que la mejor manera de luchar contra esta infame práctica es el efecto Demo...



      Link: http://quierounamujernormal.blogspot.com/
  • 5 respuestas