Los 5 rasgos de los jugadores ganadores en NL-Holdem

    • Rainmy
      Rainmy
      Super Moderador
      Super Moderador
      Registro: 07-17-2009 Artículos: 12.694
      [Ésta es una traducción que hice de un artículo de Ed Miller recientemente publicado en su blog, el cual puedes hallarlo en http://www.notedpokerauthority.com/articles/five-traits-of-winning-no-limit-players.html]


      Todo jugador regular de NL Hold'em quiere ganar dinero. Sin embargo, sólo un porcentaje pequeño de los jugadores realmente gana durante un mes y a lo largo de todo un año. ¿Qué factores determina quién gana y quién no? A cualquiera se le pudiera ocurrir miles de pequeñas diferencias entre ganadores y no ganadores. Yo tiendo a ser más orientado en mis especulaciones, por lo que en este artículo voy a presentar los cinco rasgos generales que veo en los jugadores ganadores que a menudo están ausentes en los no ganadores. [NdelT: He traducido siempre como ‘jugadores no ganadores’ las palabras ‘non-winning players’ porque a mi entender el autor engloba en este grupo, además de los perdedores, a los jugadores que viven del rake, ganan dinero pero no son ganadores en las mesas]

      Experiencia
      La experiencia es el rasgo más evidente, y que sin duda es de una gran importancia. Yo nunca respaldaría a un principiante en un juego no limit, incluso si él tuviese siete Ph.D. de Stanford y hubiese ganado el Premio Nobel de Economía. Hay mucho del juego no limit que puedes aprender con tan sólo jugar miles de manos.
      Pero la experiencia bruta no es la clave. Un montón de jugadores que han estado jugando durante diez años o más no son ganadores. Y muchos de los más recientes grandes ganadores habían estado jugando por un año o menos antes de que comenzaran a batir las mesas. La experiencia debe ser acompañada por el siguiente rasgo para tener valor.

      Autoevaluación
      Una de las muchas ironías del poker es que los malos jugadores tienden a estar más seguros de sí mismos que los buenos. Incontables de veces he visto a un jugador darle un sermón a otro en la mesa: "¿Cómo pudiste hacer algo tan estúpido? Deberías haber hecho X en lugar de Y, todo el mundo lo sabe" Ni mencionar lo grosero que pueden ser, con muy pocas excepciones, la explicación del “profesor” demuestra una comprensión muy superficial del juego.
      Los jugadores ganadores son auto-críticos. A diferencia del “profesor de la mesa”, ellos no asumen que la manera en que jugaron una mano no es necesariamente la mejor. Después de una sesión recuerdan las manos más resaltantes, las seleccionan aparte. Ellos re-piensan cada decisión, y reconsideran si podrían haber hecho las cosas de otra manera que pudiese obtener en promedio un mayor beneficio.
      La experiencia casi no tiene valor sin la auto-evaluación. Usted puede jugar un millón de manos, pero si las juega como un robot y no piensa en lo que está haciendo usted no va a mejorar mucho. Cuanto más se involucre su cerebro durante y después de sus sesiones de juego, cuanto más va a mejorar. Pero usted tiene que enfocarse en las cosas correctas, lo que nos conduce al tercer rasgo.

      Enfoque Eficaz
      Hasta ahora no he dicho nada particularmente innovador. Pero aquí es donde yo sé que muchos -si no la mayoría– se descarrían. Ellos juegan un montón de manos. Incluso, ellos piensan en las manos durante el juego y lejos de las mesas. Pero piensan en las manos equivocadas mediante enfoque de conceptos equivocados. Los buenos jugadores centran sus esfuerzos eficazmente en procedimientos diseñados para darse el mejor uso de su tiempo. ¿Qué es un enfoque eficaz?
      Es más fácil explicar que no es un enfoque eficaz. Yo recibo muchos correos electrónicos de lectores preguntando por una mano que han jugado. Fácilmente más de la mitad de las consultas tienen el mismo tema. Mi lector tiene una gran mano. Va all-in. Pierde. ¿Debería haber jugado de otra manera?
      Nueve de cada diez veces, la respuesta es: "No, usted tuvo una gran mano y apostó todo su dinero. Hizo lo correcto." Jugar poker implica un riesgo, y cada vez que usted pone su dinero en la mesa lo puede perder. Estas manos son destacadas por la gente porque son muy emocionales. Grandes pérdidas son molestas, y muchos jugadores instintivamente enfocan su aprendizaje en encontrar formas en que pueden evitar estos sentimientos negativos en el futuro.
      Sin embargo, si desea obtener más del poker, usted no debería enfocarse en las manos más exigentes emocionalmente. Los altibajos son una parte integral del juego, e intentar vanamente en evitarlos no te va a hacer un ganador. Enfocarse eficazmente significa encontrar situaciones que se producen con frecuencia donde se pudiera jugar mejor. Es buscar situaciones en las que estás abandonando botes donde pudieras farolear. Es buscar situaciones en las que estás haciendo call en el flop sin un plan para el resto de la mano. Es buscar situaciones en las que usted está jugando de una manera muy sencilla y legible. Las mejores ocasiones ocurren por lo general en botes pequeños y medianos. Si sólo se enfoca en todas las manos obvias, estará desperdiciando la mayor parte de su esfuerzo. El enfoque eficaz requiere examinar los botes aparentemente triviales. Pero incluso los buenos jugadores no pueden ignorar el aspecto emocional del poker, el cual nos lleva al cuarto rasgo.

      Conciencia Emocional
      Todas las personas que juegan al poker responden emocionalmente a los grandes acontecimientos como ganar o perder un gran bote, ganar o perder un número de manos en fila, y así sucesivamente. La clave para un buen jugador no está en reprimir estas naturales respuestas emocionales. En su lugar, es estar consciente de ellas y de reaccionar de una manera positiva.
      Los jugadores inconscientemente emocionales se sienten frustrados en las mesas y reaccionan jugando mucho más loose y más irracional de lo habitual. Esto lo describe el fenómeno bien conocido de "steaming" (NdelT: echar humo, estar cabreado). Muchos de los jugadores tratan de evitar el ‘steaming’ de forma activa negándose a jugar loose y agresivos cuando se sienten frustrados. Pero esta reacción tiene sus propias desventajas. Estos jugadores suelen jugar como si hubieran perdido la mano incluso antes de jugarse. Ellos ya no hacen raise con sus ases. Ellos ya no apuestan sus manos fuertes en el flop. Ellos foldean demasiado fácil ante la presión.
      El hecho es que es difícil jugar bien cuando estás en un estado emocional tan intenso. En lugar de tratar de luchar u ocultar las emociones, los jugadores emocionalmente conscientes dejan de jugar hasta que se sientan nuevamente frescos y positivos. Sin embargo, después de unas sesiones realmente malas, usted puede no sentirse con ganas de pensar sobre el poker, y mucho menos tocarlo durante mucho tiempo. Cuán largo será este tiempo, lo determinará el quinto rasgo.

      Pasión
      Todos los mejores jugadores la poseen. Por lo menos, todos a quienes he podido conocer. Ellos viven, comen y respiran poker. Quieren hablar de manos constantemente. Cuando están solos en casa, están leyendo libros o viendo videos de poker. Están jugueteando con el PokerStove. Están leyendo foros de poker. Ellos no se enferman de tanto poker. Trabajar en mejorar su juego es lo que más disfrutan. Usted puede ganar sin esta desbocada pasión, pero si quiere ganar millones, la necesitará completamente y para esto no hay sustituto que valga.


      [Recuerda siempre echar alguna que otra visita a mi blog: http://microlimiteroxsiempre.com/]
  • 23 respuestas
    • 1
    • 2